Etiquetas

1976 1985 1995 1996 1997 2002 2016 abuela aburrido academicos Afganistán africa Albert Sánchez Piñol Aldous Huxley alegoría Alemania Alessandro Baricco Alexandría alienación amazonas america amistad amor anarquismo Andes Angola Antoine Saint-Exupéry António Lobo Antunes arge Argentina arte Atwood Auster austríaco Autoficción autor autoritarismo autostop aventura Barcelona Barnes Beatnik benedetti Berlin Biafra biologia Bioy Casares Borges Boston brasil Bruce Chatwin Buechner Buenos Aires Bukowski caballos Camilo Jose Cela campo canada canguru Cannery row capitalismo Carlos Castaneda Castaneda catalan Catalunya César Aira chatwin Chile Chimamanda Ngozi Adichie chinos ciencia ficcion Ciencia Ficción ciudad civilizacion clases sociales clasico clásico cocina Coetzee colombia colonialismo colores comunismo Congo consciencia contemporáneo crisis economica critica social crotos cuentos cuentos cortos cuidad culpa y inocencia cultura D.H. Lawrence daniel Kehlmann darwinismo Dave Eggers depresión derecho desaparecidos desarollo desgracia detectives dialogo diario dictadura dinero distopia distopia/utopia Dostojewskij Douglas Adams drogas Egipto Enrique Vila-Matas escritura espacio urbano España espionaje estados unidos estadounidense estilo de escritura moderna Estonia evolucion exilio existencialismo familia fantasia fantástico fauna felicidad feminismo Fernando Pessoa ficción Fogwill Francia futbol futuro Gabriel García Márquez gales gemelos geografia George Orwell Glavinic Goethe Gonçalo M. Tavares Graham Greene Greene guerilla guerra guerra civil Guerra Civil Espaniola guerrilla Handke Harry Hole Haruki Murakami Helena Corbellini Henry Trujillo Herman Koch Hermann Hesse Herrndorf hippie hippies historia holandés homosexualidad Houellebecq humor identidad idioma ilustrado imigracion india indigenas infancia infantil inglaterra ingles inmigrantes intercultural intriga Irak Irán Isla Islam Italia italiano Jack Kerouac Jo Nesbo John Irving john steinbeck joseph conrad jovenes Juan José Millás Juan Pablo Villarino Juan Rulfo Julian Barnes juvenil kafka kafkiano Kehlmann latino latinoamericano Lawrence Durell Levrero libros lisboa literatura africana literatura alemana literatura pop London lunfardo Luxemburgo Mairal Malvinas Manuel da Silva Ramos mar Marc-Uwe Kling Margaret Atwood Mario Levrero Mario Vargas Llosa Mazzantini memoria meta-ficcion mexico minirelatos mitologia mitología moçambique moderno Montevideo moral mujer mujeres multiculturalismo Munich Murakami navegar Nicaragua Niccolò Ammaniti Nigeria no vale la pena nomada nómada nómadas nomadismo non-fiction novela novela corta novela de barrio novela negra nueva novela latinoamericana Nueva York obrero occidente Octavio Paz okupas Olguín onetti Oriente oso ostracismo Osvaldo Baigorria otro libro aleman Pablo Ramos parabola Paris partido comunista pastiche Patagonia Pedro Paramo. latinoamericano percepción periodismo persia peru Perú playa poesia poesía policíaca policial poligamia Politica ficcion porcelana portugal portugues Premio Nobel prostitucion psicoananalisis puerto Puig racismo Rafik Schami raza realismo realismo magico realismo. cela Reino Unido relato religion República Dominicana rio ritual de pasaje Robert Musil rui zink Rusia sabiduria Sacheri Saer satira Schnitzler Sergio Olguín serie: O reino sexo sexualidad siglo XX sigloXIX simulacro Siria sistema escolar Skármeta soledad Sudafrica Suecia sueño surrealismo Tango Tomás Eloy Martínez tremendismo trilogía involuntaria triologia truco Trujillo turismo unicornios uruguay utopia politica vagabundo vagabundos vargas llosa vejez viaje viajero vida y muerte. vide de campo Viena violencia violencia domestica violencia sexual zadie smith

29 mayo, 2018

Hanif Kureishi - O Buda dos Subúrbios (1990)



O Buda dos Subúrbios narra la vida de dos familias, clase media-baja, durante los años 70 en el sur de Londres con los sueños y desilusiones de los integrantes, el amor, las amistades, la vida entre tradición y "progreso". Es una novela sobre amor, "aquele exitante egoismo a dois": el primero amor, el desamor, amor de familia, encrucijadas de la lealtad, decisiones de vida, etc. También cuenta las diversas formas en que los hijos de segunda generación que nunca pisaron la India, ni hablan otro idioma que no sea ingles, sufren del racismo na sociedad londrina, y finalmente el ascenso de algunos miembros de las familias a clase media-alta. La novela se divide en dos partes: "En los Suburbios" y "En la Ciudad".
El protagonista es Karim, un adolescente simpático lleno de amor para su familia y amigos, con humor y estilo. Karim es bisexual y harto de ir la escuela, está medio enamorado de Charlie y amigo íntimo de Jamila. Siente admiración y respeto por su padre, aunque está consciente de su figura ridícula, pues Haroon, el padre nunca se integró completamente y no sabe preparar comida ni tomar autobuses. Cuando el padre se enamora de Eva, que es la madre de Charlie, una amigo del colegio de Karim, la familia se comienza a dividir. Al mismo tiempo, se abre para nuevas posibilidades, aceptando el amor donde cae, y ampliando lazos. Eva es una mujer independiente, liberal e exitosa, y lanza la carrera de Haroon como gurú para gente clase media que quiere meditar, hacer yoga y hablar de sus problemas occidentales. Ahí va Haroon improvisando, pero convencido, a proclamar sabidurías chinesas, posiciones de yoga, algo de taoismo y zen, y la gente lo adora. Charlie, el hijo de Eva, es como ella vanidoso, el ídolo de música, arrogante que muda de identidad cada semana siguiendo la moda, hasta se torna punk, tiene chofer, productor y fama internacional. La segunda familia está compuesta por Anwar y la princesa Jeeta y su hija Jamila. Anwar es el mejor amigo del padre de Karim, aún de tiempos de India. Y es dueño de una miserable tienda de verduras, aunque las que trabajan son solamente las mujeres. Las diferencias culturales se narran en un tono tan divertido, con personajes entrañables que nadie se les puede tomar mal lo que hacen, ni cuando se trata de casamientos combinados contra la voluntad de la esposa. Changez, el marido importado para Jamila, es un hombre de familia, condenado a dormir en el piso, es cornudo y inválido, y involuntariamente cómico. El gran fuerte del autor es que todos los personajes se dividen en identidades múltiples y que todos los personajes son muy corpóreos: en los padres la tristeza se manifiesta en su salud, en Karim el amor hace que a veces tiene impulsos de tocar las partes íntimas de sus amigos sin previo aviso. 
También es una novela sobre el ocio y el trabajo. Lo que el Buda de los suburbios proclama es dedicarse a escuchar sus voces interiores y no hacer nada, cuestionando así el eterno paradigma de clase media post-guerra y también del inmigrante, que dice que trabajando se alcanzan los sueños. Aunque después, Haroon se ve sólo en esto, abandonado en el apartamento, mientras los otros persiguen sus carreras. En cierto momento Karim, Charlie, Eva y Haroon consiguen dar el salto a la Londres, ardiente y emocionante, llena de nueva música, nueva gente, nueva ropa, el teatro, los movimientos políticos, etc. A partir de ahí el único tema es la clase social y las respectivas carreras.
O Buda dos Subúrbios me gustó bastante. Es la primera novela del autor, y es de facto muy entretenida, en eso cumple con lo que promete y seguramente en su inglés original, lo es todavía más; diría que solo para conocer a Changez y Jamila ya vale la pena leer el libro. También me gustó el personaje de Terry, el actor y activista frustrado. El director Matthew Pyke promete ser el malo de la película, pero al final es inocuo, sus comportamientos y líos sexuales no son más extravagantes que los del resto de la gente, tampoco sus intrigas.
No obstante, algunas partes me parecían un poco previsibles, como la parte del teatro en que Karim personifica gente de su familia. Otras cosas parecían demasiado placativas, como a decir de la clase media blanca de Londres "ellos escribían libros como nosotros [los del suburbio] jugábamos al fútbol". También me parece muy exagerado que una pieza de teatro pueda tener tantísimo éxito y traiga tanto dinero y fama internacional. Me parece que ahí el autor debe algo más de explicación, porque en el arte tener nombre no equivale tener dinero, además no nos cuenta nada sobre el contenido de la obra, excepto de que relata cuestiones de inmigrantes. Y, por último, el final del libro no es bien un final, al menos en lo que diz respeito a Karim, no encierra nada.
Para rematar, la considero una novela recomendable, aunque dejé algunas cositas en abierto. Ya había leído otra novela (posterior) del autor: Something to tell you.

24 mayo, 2018

A. Sarabia, B. Atxaga, J. M. Fajardo, L. Sepúlveda e S. Gamboa - Contos Apátridas (2001)





"Cinco histórias radicalmente distintas, escritas a partir de uma mesma premissa: a universalidade do território da ficção, para lá das diferenças nacionais e idiomáticas. Cinco histórias que renunciam às pátrias tradicionais, para criar as novas pátrias da liberdade e da imaginação", 
dice en la tapa. O sea: al indicar las nacionalidades de los autores, no digo nada, porque con tanta migración y cosmopolitismo, la nacionalidad y la literatura como su expresión cultural, pierde vigor. Queda todo amparado por la lengua que comparten, que es el español. Yo los leí en la traducción al português.

Um tradutor em Paris
El cuento del español Bernardo Atxaga me transportó a un París levreresco, con una "isla urbana" nacida en un parque que se transforma radicalmente cuando cae la noche. Las rejas están cerradas, el cisne está en el lago, flotando bajo la luna, pero hay gente que sabe traspasar el limite de las rejas sin ser vistos y está gente estableció un mundo con sus propias reglas. El protagonista me recuerda a los personajes de Enrique Vila-Matas, es un antipático, hijo de puta con el que no vale la pena empatizar. Pero como leer un cuento sin identificarse con el héroe? El senior es traductor y volvió a París siguiendo el consejo de su psicólogo, y poco a poco trasparece su verdadero motivo: no es tanto la traducción de Baudelaire, si no, tiene que ver con muchachos y amor comprado.. Después hasta se lo menciona a Vila-Matas, no me acuerdo ahora en qué contexto. Todo lo bueno que tiene este cuento en su inicio y medio, tanto le falta al final, y para eso, yo no tengo perdón.

Nunca lá estive
El cuento del español José Manuel Fajardo evoca la pintoresca Cartagena en Colombia, pero no la de García Márquez, sino un paraíso tropical siglo XXI: lleno de turistas. El héroe vuelve a la ciudad después de muchos años, para llegar a la paz con las memorias que guarda respecto a ese lugar y que perpetuán en él, haciendo que la vida de su presente como arquitecto en España acontece bajo la sombra de estos recuerdos. Cuando era joven hacía servicio militar en la marina y cumplió una misión ahí, en la isla de Tierra Bomba, cujos impactos aún son visibles en las ruinas de una pequeña catedral que el protagonista visita. Y también en este cuento, me gustó mucho la atmósfera, el suspense del cuento, pero la historia y sobre todo su final son medio flojitos.

Tragédia do homem que amava nos aeroportos
Con este titulo esperaba una cosa cualquiera de este cuento, pero nada de lo que es. La escritura del colombiano Santiago Gamboa me deslumbró, quiero leer más de él. El protagonista del cuento es un periodista y fotógrafo treintañero, cosmopolita, que adora los viajes y todo que conllevan, contactos furtivos, vida de hoteles, y, sobre todo, el contacto con las azafatas. Parece un héroe de la vida moderna, culto, flexible, soltero. Cuando se percata que poco a poco fue cayendo en una red organizada de intercambios locos, donde no es más que una pieza que es movida sobre un tablero, ya es tarde. "Tragédia do homem que amava nos aeroportos" cuenta con una buena construcción de la narrativa, un lenguaje preciso, algo picante, gracioso, y referencial. Es mi cuento favorito del librito.

Antiga morada
El mexicano Antonio Sarabia presenta un cuento que yo describiría como cortaziano. Se afirma que lo desconocido es el 99% de la realidad. Se afirma que lo desconocido es el 99% de la realidad.  Transcurre en una antiguo casarón, por encima de una colina y cerca de un mar siempre frío, donde los relojes paran y las fantasmas del pasado no paran de gritar y molestar a los vivos. Dos hermanos, huérfanos escuchan las voces de soledad que se levantan del cementerio vecino, fortaleciendo sus espíritus con la ayuda de mapas y libros en la gran biblioteca desde que envían cartas al mundo y aguardan respuestas. Cuando su pequeño refugio se abre para alguien que no le pertenece, nunca más vuelve a ser el mismo. Me gustó bastante.

O anjo vingador
Este cuento del chileno Luis Sepúlveda me gustó, aunque sospecho que, quizás, no entendí bien su final. Ambientado en Hamburgo, entre alemanes y gente de cualquier otra nacionalidad, el protagonista se ve envuelto en un caso policial, sin saber como pudo suceder. Entre los policías de investigación criminal que primero lo cuestionan y después pasan a protegerlo, conoce uno que es hobby nutricionista y jardinero de interior. Un poco como en el cuento de Santiago Gamboa, nada eslo que parece y se descubre que el mundo a veces es regido por reglas estrictas que desconocemos. Es gracioso, tiene suspense, pero los policiales se parecen todos bastante entre si, de modo que no me pareció tan original. 

20 mayo, 2018

Pedro Lemebel - Tengo miedo torero (2001)


Lo primero que se nota de Tengo miedo torero es que está escrito en un tono super exagerado, que es delicioso. Pedro Lemebel mete como mínimo tres adjectivos e dois advérbios por frase, las descripciones de las cosas más cotidianas son poéticos. Es un estilo barroco. Sus personajes son algo caricaturales, pero muy bien diseniadas. El travesti que se enamora del guerillero que a su vez ama más que todo a la patria, pero se deja seduzir. La historia de amor está ambientada en Chile, en torno del atentado fracasado a Pinochet. Fue un buen libro para leer un 25 de Abril en Portugal.
La Loca del Frente, así se llama al travestí, es una chica que se acostumbró a escuchar Radio Cooperativa y sin estar interesada en política llegó a opinar que la situación actual está insoportable. Hablamos del anio 1986. Un bello día conoce a Carlos y se enamora, lo va haciedo favores, guarda cosas en su casa, etc. y Carlos, el estudiante está siempre ocupado con reuniones y le devuelve poco amor. La Loca del Frente no es estúpida y huele que las cajas que le guarda tienen algún contenido comprometedor. Gracias a su trabajo, o arte, de bordear manteles a pedido, La Loca del Frente tiene contactos en los barrios de los grandes funcionarios militares. Carlos, por su lado, está en el Frente patriótico Manuel Rodríguez, pero no quieren imponer su actitud política ni meterla en problemas, por eso, cuando los dos se acercan, toda la intimidad se ve penetrada por cuestiones políticas, quieran o no. También hay más problemas para el amor, que no se pronuncian, pero se notan: Aunque tenga ciertos sentimientos genuinos para La Loca, Carlos parece no poder asumir el amor a un travesti, de otra clase social y una edad más avanzada. Paralelamente se presentan las conversaciones entre el General Augusto Pinochet y su mujer rompebola, sus problemas cotidianos, sus pesadillas de noche; esta parte me pareció bastante aburrida. Aumenta la tensión cuando avanzan los preparativos para el atentado al dictador en la ruta del Cajón de Maipo, donde el general tiene su residencia de verano.
Para mi, que nací en democracia, no fue "otra novela más" sobre la guerilla y la los militares. Porque es una perspectiva renovada. Un poco me complementó también la lectura de Mala Onda, de Fuguet, porque relata acontecimientos de la misma época, entre el 1980 y 86 en la ciudad de Santiago de Chile, pero desde otro punto de vista: Mala Onda lo hace desde el hijo de ricos, simpatizantes del gobierno militar, Tengo miedo torero desde una persona reprimida por su sexo y género, de clase baja y que en principio no se interesa por la política. 
Después me enchufé al youtube y descubrí que todo eso del atentado fue real y aconteció tal cual descrito en la novela.

Archivo del Blog

Translate