Etiquetas

1976 1985 1995 1996 1997 2002 2016 abuela aburrido academicos Afganistán africa Albert Sánchez Piñol Aldous Huxley alegoría Alemania Alessandro Baricco Alexandría alienación amazonas america amistad amor anarquismo Andes Angola Antoine Saint-Exupéry António Lobo Antunes arge Argentina arte Atwood Auster austríaco Autoficción autor autoritarismo autostop aventura Barcelona Barnes Beatnik benedetti Berlin Biafra biologia Bioy Casares Borges Boston brasil Bruce Chatwin Buechner Buenos Aires Bukowski caballos Camilo Jose Cela campo canada canguru Cannery row capitalismo Carlos Castaneda Castaneda catalan Catalunya César Aira chatwin Chile Chimamanda Ngozi Adichie chinos ciencia ficcion Ciencia Ficción ciudad civilizacion clases sociales clasico clásico cocina Coetzee colombia colonialismo colores comunismo Congo consciencia contemporáneo crisis economica critica social crotos cuentos cuentos cortos cuidad culpa y inocencia cultura D.H. Lawrence daniel Kehlmann darwinismo Dave Eggers depresión derecho desaparecidos desarollo desgracia detectives dialogo diario dictadura dinero distopia distopia/utopia Dostojewskij Douglas Adams drogas Egipto Enrique Vila-Matas escritura España espionaje estados unidos estadounidense estilo de escritura moderna Estonia evolucion exilio existencialismo familia fantasia fantástico fauna felicidad feminismo Fernando Pessoa ficción Fogwill Francia futbol futuro Gabriel García Márquez gales gemelos geografia George Orwell Glavinic Goethe Gonçalo M. Tavares Graham Greene Greene guerilla guerra guerra civil Guerra Civil Espaniola guerrilla Handke Harry Hole Haruki Murakami Helena Corbellini Henry Trujillo Herman Koch Hermann Hesse Herrndorf hippie hippies historia holandés homosexualidad Houellebecq humor identidad idioma ilustrado imigracion india indigenas infancia infantil inglaterra ingles inmigrantes intercultural intriga Irak Irán Isla Islam Italia italiano Jack Kerouac Jo Nesbo John Irving john steinbeck joseph conrad jovenes Juan José Millás Juan Pablo Villarino Juan Rulfo Julian Barnes juvenil kafka kafkiano Kehlmann latino latinoamericano Lawrence Durell Levrero libros lisboa literatura africana literatura alemana literatura pop London lunfardo Luxemburgo Mairal Malvinas Manuel da Silva Ramos mar Marc-Uwe Kling Margaret Atwood Mario Levrero Mario Vargas Llosa Mazzantini memoria meta-ficcion mexico minirelatos mitologia mitología moçambique moderno Montevideo moral mujer mujeres multiculturalismo Munich Murakami navegar Nicaragua Niccolò Ammaniti Nigeria no vale la pena nomada nómada nómadas nomadismo non-fiction novela novela corta novela de barrio novela negra nueva novela latinoamericana Nueva York obrero occidente Octavio Paz okupas Olguín onetti Oriente oso ostracismo Osvaldo Baigorria otro libro aleman Pablo Ramos parabola Paris partido comunista pastiche Patagonia Pedro Paramo. latinoamericano percepción periodismo persia peru Perú playa poesia poesía policíaca policial poligamia Politica ficcion porcelana portugal portugues Premio Nobel prostitucion psicoananalisis puerto Puig racismo Rafik Schami raza realismo realismo magico realismo. cela Reino Unido relato religion República Dominicana rio ritual de pasaje Robert Musil rui zink Rusia sabiduria Sacheri Saer satira Schnitzler Sergio Olguín serie: O reino sexo sexualidad siglo XX sigloXIX simulacro Siria sistema escolar Skármeta soledad Sudafrica Suecia sueño surrealismo Tango Tomás Eloy Martínez tremendismo trilogía involuntaria triologia truco Trujillo turismo unicornios uruguay utopia politica vagabundo vagabundos vargas llosa vejez viaje viajero vida y muerte. vide de campo Viena violencia violencia domestica violencia sexual zadie smith

21 octubre, 2018

John Banville - The Sea (2005)


The Sea cuenta la historia de un hombre que vuelve a un pueblo en la costa y se aloja en la misma casa en la que muchas décadas atrás vivía las aventuras de sus veranos con los otros niños de la aldea. Ya la gente se viste diferente, ya no se busca leche en la granja, pero las casas y la playa siguen aún igual ahí. Nos enteramos que es viudo y tiene una hija adulta, y que en realidad viene a hacer el duelo. Más allá de la muerte de su mujer, su memoria lleva el peso de otras cosas que acontecieron en estos veranos de infancia pasados ahí en esta misma casa, que era de la familia Grace. Poco a poco llega a reconstruir imágenes y a formular preguntas vanas, la memoria también puede dar trabajo y también puede cruel e inútil.

No es un libro que engancha rápidamente, hay que entrar a su ritmo. Tampoco está divido en capítulos que puede dificultar reanudarse a la historia. Es más bien triste sin ser deprimente, porque transmite la sensación calma de que lo peor ya pasó, apenas hay que seguir viviendo, queramos o no queramos. Es un libro sobre la memoria como lugar en donde el hombre se refugia cuando al aproximarse el ocaso de su vida ya no existen otros refugios. El lector tiene que meterse en la cabeza de un hombre viejo obsesionado no con el pasado y plasmado ante la falta de sentido de seguir vivo. Se le contagió una sensación extraña de corporalidad consciente a la pareja con que tanta vida compartió. El lector puede recusarse y cansarse de esto y probablemente no pierde mucho, The Sea parece un libro privado, escrito para exorcizar las fantasmas de un pasado personal y no para que lo lean otros ojos.

No conocía a este autor, compré el libro medio al azar porque era el único que tenían en un idioma que no sea el francés, en una feria de cosas viejas en un pueblito de la Dordogna. Leer en ingles me cuesta un poco y con falta de práctica cada vez más, hay muchas palabras que no sé, pero también me voy recordando y eso se siente bien. Banville escribe muy bien, tiene muchas metáforas y descripciones vivas, de eso me di cuenta, a pesar de no llegar nunca a la altura de poder apreciar su elocuencia dado mi pobre vocabulario.
Aunque en un primer momento cueste entrarle a la historia, vale la pena sumergirse. La infancia y adolescencia son un terreno lleno de riquezas, aprendizajes duros, primeros amores y cosas tan inmediatas que no son recordados, se pierden, pocas veces es confiable la memoria, pues el cerebro monta historias para adaptarlas a una visión de uno mismo particularmente aferrada al presente.

El propio aire de aquel pueblito parece tener un efecto extraño sobre el tiempo, el olor del mar y los colores, palomas y vegetación, todo parece parado. Las imágenes y escenas escapan del reloj. La memoria opera con imágenes, está el picnic con los Graces, la cara de uno mismo en el espejo, aquel rayo de luz que recuerda a otros momentos bañados en luz, aquel olor que trae a la consciencia otros olores, etc.

No me disgustó la novela, pero la termino con alivio y tampoco tengo la certeza de querer recomendarla.


18 octubre, 2018

Rubem Fonseca - Secreciones, excreciones y desatinos (2001)



La perversión puede ser una característica fructífera en un autor, pero en este caso no es aprovechada. Dudé si comenzar o no a leer este libro con ese titulo repugnante que tiene. Pero había leído ya un mini-cuento de este autor que me gustó (Era del tipo un hombre que parece común y corriente, decente y todo más sale por la noche en su coche a atropellar personas como otros cazan a mosquitos en sus habitaciones nocturnas. Lamentablemente solamente lo conseguí en la traducción al español, pero bueno, no creo que hayan perdido muchos alusiones o tonos en la traducción. Es un libro con cuentos no solo sobre secreciones del cuerpo humanos y temas relacionados con los juegos de acercamientos y alejamientos amorosos como el viejo feo jorobado que seduce la bella ignorante, sino también sobre la violencia gratuita, violencia de genero, violencia de clase, drogas, mafia, dinero, etc,.. es un tema válido, claro, la fealdad de la sociedad, brasilera en este caso, los excesos de la testosterona son material de primera para la literatura, pero en mi opinión, la mayoría de estos cuentos están escritos sin imaginación, demasiado simples en su estructura y además repetitivos. Así Fonseca no provoca a nadie, ni siquiera mucho asco. Algunos cuentos cuentos llevan como ingrediente adicional algo de brujería brasilera, pero el autor no desarrolla casi a los personajes, ni los contextos, motivos, o procedimientos de forma que los cuentos quedan como esbozos.

COPROMANCIA
Un cuento sobre mierda y quizás el mejor logrado de la compilación. El personaje se fija en composición, olor, peso, significado de su caca. Es un cuento bien simple, divierte, pero podría ser más elaborado, a mí se me ocurren muchas cosas para mejorar este cuento :-) (Para mencionar un ejemplo, quizás no directamente relacionado con lo escatalógico de por si, pero la parte descriptiva sin duda es más elaborada recomiendo a Ciencias Morales de Martín Kohan.) Dentro de la colección del libro es éste uno de los pocos que tienen un buen fin, no en el sentido de happy end, si no en el sentido de que el texto concluye no abruptamente sino con un desenlace o anuncio de desenlace que dentro del argumento que se relaciona con lo contado.

COINCIDENCIAS 
Ya leí un cuento parecido, que no me acuerdo ahora de quien era. Me aburrió.

AHORA TÚ (O JOSÉ Y SUS HERMANOS) 
Un grupo de auto-ayuda de violentos y desgraciados, gente con autoestima de más o de menos se junta y cada uno cuenta como es.

LA NATURALEZA, EN OPOSICIÓN A LA GRACIA
Parecido a Coincidencias. Ya sabía como iba a terminar. No entiendo el título del cuento.

EL VIOLADOR 
Cuento de dos páginas. Es un "violador" que hace bien a la mujer, porque en el acto de "violación" de su novia le chupa un tumor de los senos y con eso la cura y logra que ella se enamora de él.

HERMOSOS DIENTES Y BUEN CORAZÓN 
Un cuento para bostezar de aburrimiento, protagonizado por un detective de esos que investigan si la esposa acaso es infiel al esposo.

BESITOS EN MEJILLA
Tampoco este cuento me gustó. Es sobre un tipo al que le tienen que quitar la vejiga debido a un cáncer. Y bueno, el tipo deja de tener novia y de ir a la playa. Es eso, nada más. 

AROMA  CACTÁCEO
Muy parecido a Hermosos dientes y un buen corazón y a todos los otros.

MUJERES Y HOMBRES ENAMORADOS
Un cuento un poquito mejor, más parecido al primero.

LA    ENTREGA 
Es otro muy corto, de dos páginas y bastante parecido con los otros, pero en este caso ni siquiera hay una mujer para conquistar. No lo entendí,  tal vez, y no me gustó.

MECANISMOS  DE  DEFENSA
Un tipo se masturba. Y está hecho el cuento. 

EL JOROBADO Y LA VENUS DE BOTTICELLI
Igual que los otros.

ENCUENTROS  Y  DESENCUENTROS
Igual que los otros. No me gustó nada. De todas las secreciones y excreciones le faltaba solo la sangre menstrual, entonces este cuento es sobre un tipo a que le gusta eso.

VIDA
Es un cuento muy breve, muy simple, sobre un tipo que se tira pedos y su mujer que sufre los olores y ruidos. Que esto sea un cuento publicado por Seix Barral me indigna, hasta yo tengo cosas escritas que son mejores. Qué falta de respeto hacia el lector!

14 octubre, 2018

Michael Ende - Momo (1973)


La primera vez que fui al teatro tenía 5 años y vi Momo. No me acuerdo de nada, pero mi madre me preguntó muchas veces en los años de mi infancia: Te recuerdas cuando fuimos a Munich ver Momo? Se ve que la historia o la encenación le impactó, pues no recuerdo ninguna otra vez de haber ido al teatro con ella o de que ella haya ido. Unos años después La historia interminable también de Michael Ende fue uno de los primeros libros que leí (recuerdo la edición con el texto impreso en dos colores diferentes, en verde y rojo, y las ilustraciones) y después fue el vídeo que más veía (en VHS). Creo que el tema de la novela no es fácil de entender para los niños. Trata del concepto del tiempo tal cómo es usado por los humanos de sociedades modernas y de como los amigos de Momo, los niños y los adultos Girolamo y Beppo Barrendero luchan contra la propagación de la cultura de los hombres grises en el país del Hoy con el maestro Hora que vive en la calle Jamás y con su tortuga Casiopea y las flores horarias. Existe un banco de tiempo ahorrado y agentes de traje gris y maletín que van convenciendo a la gente con cuentas complicadas cuanto tiempo van perdiendo en su día día. Sin tiempo no hay sombras, todo se vuelve gris. Uno de los personajes es un cuenta cuentos, que se transforma de pobre trovador a una agencia de ficción con secretarios y marketing.También eso es un tema muy actual y relevante. Hay subcuentos muy buenos, por ejemplo sobre una ballena dorada, un espejo luna, o un globo terráqueo del tamaño de la tierra. Me encantó. Es un libro que sirve también para adultos y se me ocurre que podría ser adaptado a lenguaje adulto, y quizás alguien ya lo haya hecho.
No lo hubiera creído posible, sin embargo hacia el final del libro las imágenes de la pieza de teatro volvían a mi mente, me acuerdo de las persecuciones de los hombre grises y del humo de los cigarillos. Además me pasó algo curioso, llevé el libro a Francia donde conocí a una chica andaluza a que llaman Momo y que quiso leer el libro hace algún tiempo. Obvio que se lo presté. Le gustó :) 

Archivo del Blog

Translate